Colectivo Digital Creativo

Posts Tagged ‘vanguardias’

Aldo Camini, un antifilósofo futurista en De Stijl

In A fondo, Arte, Cuadernos Neoplásticos, micro Críticas, Neoplasticismo, Poemas on 10/04/2011 at 14:56

Theo van Doesburg

Disfruto observando los automáticos y prudentes movimientos de los sonámbulos. Estos movimientos son visiblemente más seguros que los tick-tack que conscientemente ejecutan los instrumentos telegráficos, aunque estos últimos logren satisfacer nuestras necesidades de espacio y tiempo de forma admirable.  Lee el resto de esta entrada »

Los fragmentos del cosmos que encuentro en mi té

In Abstracción, Arte, Cuadernos Neoplásticos, Neoplasticismo, Poemas, Vanguardias históricas on 20/07/2010 at 17:06

Cuadernos Neoplásticos
Núm. 2
Imágenes-X (1920) de I.K. Bonset

La más importante aportación a la poesía de De Stijl fue la que hizo I.K. Bonset[1], uno de los pseudónimos de Theo van Doesburg, como ya mencionaba en mi anterior post.

En 1973, Hannah Hedrick[2] hizo un muy importante estudio sobre la obra literaria de van Doesburg, que todavía hoy se considera obra de referencia, Theo van Doesburg: propagandist and practitioner of the Avant-garde (1909-1923), donde incluye los tres poemas que conforman las Imágenes-X (1920) y una serie de posibles significados.

He elegido el tercer poema de Imágenes-X como ejemplo paradigmático que resume muy bien la poética neoplasticista,  la personalidad y creatividad de Theo van Doesburg. Os dejo una traducción[3],  y las notas de Hannah Hedrick sobre su posible significado.

Espero que os guste.

Imágenes-X (1920)

ey ey ey
lo habéis experimentado físicamente
lo habéis experimentado físicamente
lo habéis exPERimentado FÍSICAmente

0

—espacio y
—tiempo
pasado presente futuro
el detrasaquiyalla
una amasijo de nada y apariencia

pequeño almanaque arrugado
que se puede leer del revés.

Lee el resto de esta entrada »

Cuadernos Neoplásticos

In Abstracción, Arte, Cuadernos Neoplásticos, micro Críticas, Neoplasticismo, Vanguardias históricas on 17/07/2010 at 00:18
Núm. 1
La literatura en De Stijl._

Inusualmente, voy a empezar mis Cuadernos Neoplásticos dedicados al movimiento de vanguardia holandés De Stijl (1917-1930) con una de sus producciones menos conocidas y estudiadas, la literatura. Para ello, reproduciré más abajo el texto del II Manifiesto del grupo en español[1].
No obstante, me gustaría poder explicar, en muchos de los casos en palabras de los propios artistas, y definir cuál fue la tarea estética y ética de De Stijl y el lenguaje que crearon para hacerlo posible.
La mondrianización de De Stijl y todo el movimiento neoplasticista ha dejado una impronta en la cultura visual actual que todos reconocemos en cualquier objeto que se haya realizado aplicando este lenguaje neoplástico, esto es, rectángulos de diversos tamaños en colores puros (rojo, azul y amarillo) en oposición a los no colores (negro, blanco y gris) entre líneas ortogonales de color negro. Ésta es la receta, como bien entendió Yves Saint-Laurent a mediados de los años sesenta presentando su Colección Mondrian. Pero De Stijl (1917-1931) es mucho más: Esta revista quiere ser una contribución al desarrollo de una nueva conciencia estética.
Con De Stijl (El Estilo), los artistas no se referían a un conjunto de características formales, sino a una voluntad de forma que iba más allá del arte mismo. La lucha de estilo que propugnaban los artistas de De Stijl no buscaba imponer unas determinadas formas, su objetivo era lograr expresar lo intemporal (universal), lo eterno y aquello que convierte a cada estilo en estilo De Nieuwe Beelding[2] o La Nueva Imagen[3].
En la naturaleza, lo individual del estilo está unido completamente a lo particular –la apariencia natural de las cosas-, mientras que, en el arte, lo individual del estilo tiene que estar completamente liberado de ella y estar solamente unido al tiempo y al lugar, es por ello que si el arte expresa el estilo por completo, debe liberarse de tal manera de la apariencia natural de las cosas que no las exprese: tiene que expresar la tensión de la forma, la intensidad del color y la armonía, lo que muestra la naturaleza en una apariencia abstracta. Según esta definición, «el artista sería aquél que es capaz de descubrir en las cosas esta oculta armonía, el equilibrio Universal, sabiendo, además, darle forma. Así, la obra de arte (más exacta) es una parábola del Universo»[4].

Lee el resto de esta entrada »

El arte del comportamiento

In micro Críticas on 07/07/2010 at 21:34

Cravan versus Cravan, Isaki Lacuesta, 2003.

“Aceptémonos múltiples”

Arthur Cravan

En La decadencia de la mentira, 1889, de Óscar Wilde, Vivian le explica a Ciril que la mentira y la poesía son artes que no dejan de tener relaciones mutuas. Vivian se muestra indignado con el realismo, ya que como método considera que es un completo fracaso. En este sentido, la correspondencia de Cravan versus Cravan, Isaki Lacuesta, 2003, con el lenguaje documental se entiende como un film-ensayo que realiza un apasionado trabajo de arqueología fílmica sobre la figura enigmática de Arthur Cravan, poeta y boxeador, nacido en Laussana en 1889, pero con el vagamundeo extravagante de quien llevó al límite su propia vida hasta diluirse en el personaje irrepetible que fue. Cravan, sobrino de Wilde, fue un precursor del arte del comportamiento.

Isaki Lacuesta apostó por ensayar una biografía mostrando un claro interés por la cinefilia y un personaje misterioso del arte de vanguardia. Su cine se presenta heterogéneo, complejo y minoritario. En 2006 realizó La leyenda del tiempo, un película sobre el cambio, fresca y concreta, que tiene a la figura de Camarón como denominador de dos historias paralelas, Israel, un chaval de San Fernando a quien le gusta cantar flamenco, y la historia de Mariko, una japonesa que viene a Andalucía sugestionada por el duende y que sueña con ser una gran cantaora. En 2009 estrena Los condenados, una película de ficción escrita a partir de un guión con escalas visibles, un relato moral sobre la guerrilla latinoamericana que planea alrededor de la memoria histórica pero que sobre todo reflexiona sobre las motivaciones de algunas personas para matar a otras personas que no comparten sus mismas ideas. Películas todas ellas dispares que evidencian la rica trayectoria de un autor inquieto que puede gustarnos o aburrirnos, pero que no duda en asumir riesgos para ofrecerle al espectador una nueva propuesta en cada película.

La existencia de Cravan resulta tan irrelevante en esta película como la certeza de que estuvo presente en el ambiente vanguardista del Paris de principios de siglo XX. Arthur Cravan existió, no obstante, se cambió el nombre, desempeñó trabajos de domador, conductor de taxi, luchador ambulante, editor y redactor único de la revista Maintenant, posible pintor y mil cosas más. Pero sobre todo fue un aventurero, un moderno, un personaje inquieto que arriesgaba lo imposible por hacerse notar cuando la situación lo requería. Vivió como un dadaísta, como un excéntrico adulado por Picabia o Duchamp, y combatió lo convencional con golpes y versos en una época dominada por la estupidez de la guerra y la desazón del progreso maquinal. En medio de ese maremágnum socio histórico surgen las vanguardias, una sucesión de ismos que luchaban por el aniquilamiento de unos sobre otros. Un terreno vedado para aquellos que no gusten de escarbar entre el arte dadaísta, del que Tzara decía que lo era todo y nada al mismo tiempo. Lo nuevo y lo mutable darán vida al surgimiento del cinematógrafo. Isaki Lacuesta se aventuró con un personaje del que apenas existían unos cuantos libros y una biografía, La strategie du scandale, 1996, escrita por una historiadora y crítica de arte, María Luisa Borrás, a la postre, personaje de la propia película sobre Cravan. Y digo personaje porque las contradicciones entre los expertos:  historiadores, críticos, galeristas, coleccionistas o aficionados, nos llevan a pensar en la multiplicidad de Cravan más allá de su existencia.

Lee el resto de esta entrada »

Ultraístas: pocos libros, muchas revistas

In Artículos on 11/06/2010 at 17:26

Una vez transcurrido prácticamente un siglo desde su aparición en la escena artística, el período histórico de la vanguardias en España sigue suscitando una extraña y poética atracción a curiosos e investigadores, atraídos por una época en la que las fronteras se rompen y los límites entre los géneros quedan difuminados por la capacidad de diálogo entre los distintos ismos. En este proceso histórico no es casual que los pintores escriban o los poetas pinten en una interacción particularmente fecunda. El ultraísmo va de 1917 a 1925. Su aparición supone la introducción de la poesía cubista en España, pero también del futurismo, del expresionismo y del dadaísmo.

No fueron muchos los libros que nacieron al cobijo del ultraísmo, sin embargo, sí que encontró mayor difusión mediante la publicación de un gran número de revistas. Es curioso el contraste existente entre aquellas revistas, algunas de nombres clásicos o más bien arcaicos; Cervantes, Grecia o Los Quijotes, frente a aquellas otras que tenían un nombre completamente moderno como Reflector, Tableros, Tobogán o la revista que da nombre al movimiento, es decir, Ultra.

Lee el resto de esta entrada »

Création

In Fotografía on 07/05/2010 at 11:53

Creación. Revista Internacional de Arte creada por el chileno Vicente Huidobro y cuyo primer número vio la luz en Madrid en 1922. Fotografía tomada en el seminario El Ultraísmo. Encrucijada internacional de la vanguardia española.