Colectivo Digital Creativo

Archive for the ‘Cuentos’ Category

Lo que se viene encima

In A fondo, Abstracción, Comentarios políticos / de actualidad, Cuentos, Poemas on 30/03/2012 at 10:03

Cada apretón, cada palmeteo,
cada abrazo de recortes,
santiguados por la calva contenta de Botín.
Como un bumerán, en medio de la noche,
implacable,
se les viene encima.
Se van con la ley entre las piernas.
Ni un triste “que se vayan todos”.
Nada de huidas grandiosas en helicópteros.
Ignorados, nadie les sirve ya café.
Su insignificancia, inevitable,
se les viene encima.
Los esclavos han tomado una a uno cada centro,
cada periferia.
Con timidez, sin soberbia:
no saben mandar.
Su libertad,
se les viene encima.

(C. Negrete, 2012)

Desapareció.

In Comentarios políticos / de actualidad, Cuentos, Opinión, Postales on 14/03/2012 at 08:35

El funcionario, chaqueta azul eléctrico y corbata roja de lentejuelas, agarró los papeles de Rosa y los lanzó a la trituradora de papel. Le aseguró que “ya no son necesarios los formularios escritos.”

Rosa sonrió y pensó que ya no encajaba en estas modernuras. “Esto ha cambiado mucho desde diciembre, Madrid parece otro”, se dijo para sí.

– ¿Y dice que vive sola?

– Sí, mi marido murió hace un año y nunca tuvimos hijos… ¿Y cuándo recibiré el abono?

El hombre se subió las gafas y contestó mirándola a los ojos:

– Señora, estas cosas van mas rápido de lo que uno se piensa. Le llegará con el correo. No le quepa duda.

Una vez en la calle, Rosa notó el apretón del sol en sus venas dentro de las medias. Las muletas se le clavaban en los codos. Paró en la tienda del chino. Un bollo y un litro de leche. Los coches rodaban a toda velocidad. Sacó la llave. Leer el resto de esta entrada »

ESPAÑECÍA (¿UN CUENTO SOBRE FÚTBOL?)

In Cuentos on 05/01/2012 at 12:33

UN CUENTO DE JAVIER JABATO

‘La patria es el último refugio de los canallas’

(Coronel Dax, Senderos de Gloria)

La noticia de que España iba a jugar la final del mundial de fútbol de Sudáfrica le pilló en Galicia, demasiado lejos de su casa o de cualquier otro lugar que pudiera llegar a considerar como seguro. A su mente embobada vinieron las imágenes de otro verano, aún reciente, en el que las banderas, colgadas de los balcones, se acartonaron bajo tórridos soles. Después, más tranquilo, aprovechando las horas muertas de una noche gallega con meiga incluída, pensó en cómo ese jueguecito de mierda se había convertido, efectivamente, en el opio o en las anfetas o en el metanol del pueblo.

Leer el resto de esta entrada »

Grotesca dulzura

In Arte, Cine, Cuentos on 08/04/2011 at 07:00

Jan Švankmajer o la pesadilla de Disney

Leer el resto de esta entrada »

María en el país del Yeti

In Cuentos, Educación, Ilustraciones on 21/11/2010 at 18:06


Leer el resto de esta entrada »

Inhabitantes

In Cuentos on 09/08/2010 at 20:48

Por Chuck.

Eran como las tres de la tarde cuando Raúl había tocado la puerta, abrí e inmediatamente observé con agrado la risa de borracho que mostraba todos los días. Muy pocos días lo vi sobrio por lo que siempre consideré que el alcohol en su sangre ya formaba una parte de su personalidad. No habían pasado unos segundos después de saludarlo cuando un par de tipos vestidos de negro y lentes oscuros bajaron de un auto casualmente del mismo color. Los dos judiciales nos revisaron con desgana pero con la misma prepotencia de costumbre, nos pidieron nuestras identificaciones y al no tener IFE, mostré mi credencial de estudiante de la UNAM. Nos revisaron las bolsas y me apretaron los huevos, ¿Traen mota?,  No jefe, nada.  Después de este incidente nos dirigimos a la casa de Raúl que se encontraba a siete calles para  ver un video en VHS de Nirvana. Al tratar de atravesar la avenida Andrés Molina se nos cruzó un auto, no recuerdo el color, pero seguro era oscuro (igual que su repetido atuendo) y los tipos que nos sometieron de nueva cuenta fanfarronearon sacando sus escuadras. Nos empujaron a la puerta del auto y nos abrieron las piernas con fuertes golpes en los pies; comenzaron a revisarnos. Nos acaban de revisar “compa”. ¿Quién te dijo que hablaras pendejito? Sacaron mi raquítica cartera, vieron mi identificación y me apretaron de nuevo los huevos; otro judas revisaba a Raúl; se detuvo unos segundos en su pie izquierdo. ¿Es metal? Sí, respondió. El judas no conforme alzó su pantalón de gabardina y observó la prótesis que llevaba como pie. Después de  revisarnos nos dirigimos de nueva cuenta a su casa y vimos el vídeo en silencio. No hice ningún comentario al respecto en ese momento y nunca lo hice. Un par de años más tarde mi hermana me comentó que esa prótesis en su pie fue el resultado de una falsa pisada al tratar de subir uno de tantos trenes de carga, los mismos trenes  que frecuentábamos de niños y en los que en sus vías colocábamos monedas, piedras y ranas muertas; en los mismos en los que nos subíamos toda la pandilla de chamacos mugrosos a jugar y a aventar el cemento y maíz que transportaba, para después ir a llenarnos de lodo a un panteón cercano. Hasta entonces comprendí que todo lo que formaba parte de esa normalidad: accidentes, gente atropellada, calles de pandilleros armados y drogados, borrachos tirados por doquier, bolsas de droga incrustadas en las juntas de las paredes, balazos a cualquier hora del día, operativos policíacos y gran parte de la violencia familiar que caracteriza a las zonas marginadas de la zona oriente, no debería de haber formado parte de nuestra vida en esa época, ni de ninguna otra, pero en ese entonces la disfrutábamos y tuvimos que aprender a vivirla, es por esto último que muchos seguimos vivos.

Amanecida, de Javier Jabato

In Comentarios políticos / de actualidad, Cuentos, micro Críticas, Opinión on 20/07/2010 at 17:25

7:05 de la mañana. Un joven sumamente anónimo se levantó bien temprano para ir a trabajar, se preparó un café cargado y puso la tele. Estaban dando, temprano como era, una serie japo de dibujos animados en la que -según parecía, y en lo que suponía un evidente alarde de originalidad en el guión- unos niños se transmutaban en diferentes robots que al final se transmutaban en un único macrorobot que luchaba contra otro macrorobot –éste malo, pérfido, que avanzaba con una hoz en un mano y un martillo en la otra-, salvando así a Dios, a la patria y a su puta madre. Pero el rollo de los dibujos duró poco. De pronto, se cortó la emisión y en la pantalla apareció un despeinado Matías Prax al que parecía que habían levantado a hostias de la cama. Sin saber muy bien a qué cámara mirar, moviendo nerviosamente unos folios malamente arrancados de un cuaderno, con la voz aún perdida entre las sábanas, el popular presentador dijo: Señores y señoras televidentes y televidentas, acaba de llegar a la redacción de la cadena la noticia de que desde hace unos once minutos, y sin saberse aún por qué motivo o motivos, se está produciendo una explosión en cadena de todos las bombas H del mundo. Según parece, las explosiones se han producido simultáneamente en los Estados Hundidos de No-es-américa, en la Unión de Repúblicas Socialistas Zaristas (URSZ) y en el Continente Chino-medieval, y con posterioridad en la República Piojosa de India, en Pakistán Colaboracionista, en el Reino Crédulo-Materialista de NorthCorea y en la propia Unción Europea. Como bien saben, la capacidad de destrucción del arsenal de las bombas de hidrógeno con respecto al planeta es de 20 a 1, puede que más. Desgraciadamente, los especialistas afirman que éste estallará por completo en unos cuarenta minutos. Por favor, mantengan la calma. Gracias.
El joven anónimo apagó la tele y miró el café, que aún no había tocado. Se volvió a la cama, abrazó el cuerpo de ella. Quería que durmiera, y que quedara ya para siempre tranquila, atómicamente disuelta en los venideros océanos de lava.
Durmió, incluso.

EL DÍA M

In Comentarios políticos / de actualidad, Cuentos, micro Críticas, Opinión on 16/07/2010 at 16:18

Autor de la imagen: Acf

– ¿Y ahora qué hacemos? Con la de palabras que hay para elegir, y les da a las personas por escoger “Marciano”, ¿no es un poco peligroso que hablen de nosotros?

– Yo creo que lo mejor es decir que tenemos problemas técnicos, al fin y al cabo, la mitad no tiene ni idea de cómo funciona un platillo volante. Además, si esto era un concurso para poner nombre a nuestro Mundo, que empiece por eme, ¿a qué viene hablar de nosotros?

Leer el resto de esta entrada »

Ilustración: Tiago Hoisel

In Artículos, Cuentos, Ilustraciones, Opinión on 14/07/2010 at 18:08

Hola a todos, me gustaría presentaros a este fantástico ilustrador y caricaturista llamado Tiago Hoisel. Podéis ver sus maravillosos trabajos llenos de humor, de detalle,  de simpatía, “realismo”… y todos los adjetivos que queráis ponerle (¡Espero que os guste!).

Leer el resto de esta entrada »