Colectivo Digital Creativo

El Wari Gregorio Sulca y la tecnología quechua: “Camino al trabajo”

In A fondo on 18/06/2011 at 05:48

Para escribir de Gregorio hay que soñarlo. Desgreñado (como siempre).

Gregorio Sulca en Yacuntuma, 2011

Que toca la puerta y grita desde afuera: “¡no estoy solo, somos cinco mil!” (o algo así), “¡pero yaaa maestrooo!”, arrastrando la voz como si fuera a martirizar a un chofer aletargado. Su proyecto nació en 1971. Hoy le saca cara un edificio escondido de ocho pisos, el más alto de una ciudad ayacuchana expuesta a la mezcla de cultura, “quién sabe”, y un cuartel de dos pisos y seis aulas a 25 kilómetros a pie desde Añaicancha, un pueblo bastante ya alejado de la globalización, dos sedes que miran al futuro con esperanza de absoluta revolución intelectual, de ideología puramente quechua, sin una sola acción política que desequilibre sus fines, pero con obstáculos. 

La tecnología quechua constituye el más importante bastión que Gregorio Sulca defiende en su lucha por la reivindicación de la cultura andina en el mundo. La andenería en especial,  un alucinante reto a la más indomable geografía,  de un territorio insurrecto capaz de convertir a una civilización entre las más luchadoras; por conseguir primero la inmortalidad y después la vida.

Lograr un plano nivelado de tierras fértiles le costó a Gregorio dos años de trabajo y 20 espaldas de arriba a abajo cargando cemento y fierro, en un trabajo que, lo pudimos observar, conjuga conocimientos de arquitectura básica, ingeniería e igualados esfuerzos ganaderos y de regadío elemental.  El hombre es producto de su geografía, la que le permite crear una cultura en base a su territorio, lo dice él, fundador del Instituto de Cultura Quechua en Ayacucho (ICQ). Lo demuestra.

Hay una explicación científica para la implementación de la andenería, nos recuerda él, claro, y nos admiramos al escuchar su grandilocuencia: un centímetro de inclinación por cada kilómetro de canal de regadío. Con tal perfecto trabajo, alucinemos que si la historia en esta parte del mundo no hubiera sido interrumpida por la conquista, en otra versión de la realidad nuestros turistas de hoy ¡habrían sido extraterrestres! Es la radical imaginación necesaria para compartir con Gregorio un día de sus enseñanzas en el campo.

un atardecer en Yacuntuma

El hombre andino camina 80km diarios. Sulca critica la universalidad de la geometría euclidiana y nos permite deducir que una distancia en la sierra se multiplica. El lector puede pararse frente a las quebradas y tal vez sentir algo inalienable: que no existen los cerros, mucho menos caminos infinitos. Allí estuvimos para comprobarlo. Hablamos en plural en esta línea: nosotros, los personajes literarios.

Esa es la dualidad andina. Una confrontación a los más primitivos conocimientos de la historia universal. Recuperar la tecnología pre colombina, utilizarla en esta época, es la mayor convicción. No solo de Gregorio Sulca. Esto no es política, es filosofía pura.

El almacenamiento de lluvia es una de esas grandes cualidades del antiguo Perú. ¿Por qué no hablan de las tecnologías descubiertas?.  Se ha hablado mucho, tal vez no lo suficiente. Todo parece industrializable, desde la soga de ichu o wasca para armar cercas de los rediles de carneros, hasta teleféricos que se deslizan no en cables, en qiwincha.

El aval hipotecario de una de las dos sedes del ICQ, ubicado en la zona de Yacuntuma, distrito de Añaicancha, provincia de Vilcashuamán; no es suficiente para pagarse a sí mismo. Sulca está a un paso de perderlo no todo, pero sí el edificio de ocho pisos en la ciudad de Ayacucho, la otra instalación del proyecto.

Sede ICQ en Yacuntuma

He utilizado el dinero de todos los premios que he ganado en toda mi vida en este sueño de enseñar la verdadera cultura quechua a la gente. Ni la de los libros más profundos y bien investigados.  El desnudo reclamo de una civilización asaltada. No por naves espaciales, por la historia misma. Sin resentimientos y de unificación urgente. Sin aulas terminadas.

La tecnología quechua es la única que funciona en la realidad andina del Perú y toda Sudamérica, gesticula Sulca, añade risa y completa con lisuras. La denominación de zona monumental colonial es desastrosa, contraataca. Colonia, ¿qué es la colonia?. Responda.

En el campo aledaño nos encontramos parados en su forraje. Hay pinos de cincuenta eneros, bien erguidos, desafiantes, rebeldes. A Gregorio le dijeron en la universidad que el eucalipto es un parásito para la agricultura y de imposible desenvolvimiento en los andes. Al lado de los suyos, los que plantó en ejemplares recién nacidos traídos de Europa de la década de los sesenta, crece el trébol blanco, sobre sábanas de Tandil y grass italiano, palaris africano, asiático, y papa dulce.

La tecnología quechua contradice el afán totalizador de la geometría euclidiana, no solo eso, además de explicar la bondadosa andenería y minimizar la falta de planos, conceptualiza e idealiza el cero vacío, el punto sin retorno a la forma original, la abstracción máxima de los extremos de un espacio. En un telar.

La obra “Camino al trabajo”, del autor Ambrosio Sulca Pérez, padre y maestro de Gregorio, desvive en directo la imaginación más inmediata de un día de campo tridimensional. Un vivo ejemplo de la sensibilidad infantil de un artista con la más sabia técnica de combinación de colores naturales y puntos de bordado. Después de 500 años un gobelino europeo se pone blanco, un telar andino mantiene sus pigmentos,  al refute. ¿Quién civilizó a quién?, en ironía.


Sede ICQ en la ciudad de Ayacucho

LITIGIO

El problema del litigio de la sede del proyecto en la ciudad de Ayacucho surgió hace ocho años, otros impedimentos judiciales, muchos años atrás. Los críticos de Gregorio Sulca, hay que buscarlos ahora, defienden o defendían la conservación del casco histórico en concordancia a sus estructuras coloniales. El edificio que puede perder la familia Sulca Ayala se encuentra en el barrio de Santa Ana. Se puede ver a lo lejos desde la plaza.

Gregorio se queja de no tener resolución suprema y licencia de funcionamiento, pero seguimos avanzando.  Espera enseñar enfermería técnica e industria agropecuaria en esos salones empolvados. Emprender un foco de desarrollo del conocimiento rural en ambas sedes. Estructurar un plan educativo que rescate la sabiduría y el arte quechua. No quieren darnos créditos.

La caída del mercado global ha afectado la venta de sus piezas de arte, no produce, no crea, no vende hace mucho tiempo. Se queja más que todo y guarda los pasos para vivir en la situación en la que se encuentra.   Mientras el viento lo fatiga, Gregorio Sulca espera confirmar una invitación que lo llevaría de nuevo por gira en Europa a fines de este año.


a punto...

DE JINETES

Mucho antes que Sendero Luminoso iniciara la lucha armada, Gregorio Sulca era ya un rebelde dentro de sus confusas filas. Intentó explicar el significado de la dualidad andina, su cosmovisión más equilibrada, el sin género predominante. Reclamó el patriarcado dentro de la organización y sus compañeros lo quisieron matar. Ese fue mi paso.

A Sulca lo retuvieron, nos narra, con bayeta y caña. En cabildo. Su cuento más provocador ocurrió en la comunidad de Tanta. El camarada José de aquél entonces abusaba de la gente en nombre de la Revolución.  Sulca ya era famoso por la venta de sus obras. Las dimensiones alcanzadas en los lienzos de sus cuadros y tejidos ya eran conocidas. Y fue apresado entonces por este líder senderista en una cantina, a debatir sin caballo, a seguir defendiendo sus ideas. Los fieles contrarios terminaron a su favor. Tal José fue acribillado por su propia gente por mentiroso, yo lo descubrí.

Cuando Gregorio habla de SL se transporta abruptamente a una sola conclusión de leña: la cultura quechua no era una sociedad comunista. ¿Por qué la relación?, Si el hombre andino es representante de una tecnología tan avanzada, lo incorrecto es que se le quiera eliminar. Parece sencillo. El desarrollo de una civilización está medido por la calidad de su arte y la forma en que tratan a sus mujeres.

www.todoayacucho.pe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: