Colectivo Digital Creativo

¿Cómo sobrevivir al determinismo?

In A fondo, Artículos, Educación, Fotografía on 25/12/2010 at 00:20

Reportaje de Veracr

¿Tiene sentido la educación convencional y normalizada en todos los estratos y ambientes sociales?  ¿Se puede educar de la misma manera en cualquier contexto social? ¿Cuál es el objetivo de la educación en una zona marginal?

El contexto social engloba un concepto tan amplio que ni las propias leyes de educación (LOGSE, LOE, LEA), que sí lo tienen en cuenta, son capaces, en la mayoría de los casos, de hacerle frente.

Me refiero –como puede deducirse– no a un contexto favorable, sino a todo lo contrario: alumnos que viven en chabolas o hacinados en ínfimas casas, con familias desestructuradas, alumnos con un desfase curricular abismal ─tanto que no saben leer ni escribir a los 12 años─, alumnos gitanos, alumnos carne de chatarra, de drogas, de embarazos adolescentes,  dependientes de ayudas sociales… Y porque aquí no caben los inmigrantes.

Créanme, sé de lo que hablo. Hablo de estar a pie de clase, de ser foco de gritos, de ira, de abrazos, de piropos, de insultos, de desprecio, de admiración, de amor, de odio…

¿Tienen sentido los Informes Pisa en un centro educativo ubicado en un torno como el descrito anteriormente?  ¿Las pizarras digitales nos ayudarán (a alumnos y a profesores)? ¿Dónde cargará la batería de su portátil quien no tiene ni luz ni agua corriente en su chabola? Con la LOE al alumnado hay que educarlo en competencias. Otro invento de algún lumbrera que cree que ha descubierto el eslabón perdido. Señores legisladores, la competencia es una consecuencia del conocimiento, no la vía de este. Mi Antonia difícilmente podrá vender calcetines en el mercadillo, si no sabe contar.

Aunque para salir del lodazal ya está el Plan de Calidad ¿verdad? La prostitución de la enseñanza y yo, señores, no me vendo. El profesorado no es el único pilar que sostiene la educación.

Es que educar no es tarea fácil, educar es la suma de una serie de factores: familia, instituciones, televisión, entorno… A educar no nos enseñan, paradójicamente, ni a los profesores. Después de una licenciatura y de unas oposiciones durísimas, el profesor se enfrenta –casi siempre– con que sus  conocimientos, los llamados conceptuales por la antigua LOGSE, es decir, lo que sabe, no le sirven para mucho. Por eso, habría que replantearse la formación del docente, pero  eso merece otro artículo aparte.

Ante semejante panorama, más vale que tengas altas dosis de vocación, y de energía física y emocional, de lo contrario unas aparentes inofensivas horas de clase a unos quince alumnos te resultarán una lucha titánica. De hecho, a pesar de la buena voluntad, la mayoría de los días David no vencerá a Goliat.

¿Cómo hacerles ver que  la educación puede ser el único salvavidas en ese bucle de miseria sin futuro? “Maestra, báilate; qué trabajen los civiles; el plural de lápiz: sacapuntas; pon el examen cuando quieras, no vamos a estudiar; a qué hora te vas; qué toca ahora; y eso pa’ qué sirve; en mi diccionario no viene esa palabra…” Pero no se puede recoger por escrito el olor a candela pegado a sus cuerpos para calentarse, ni los piojos, ni la gracia y el arte de sus palmas, ni el olor de la pobreza, ni el olor a colonia…

Y qué curioso, oye, la mayoría de los enseñantes somos mujeres. Nada raro tampoco, pues hemos sido relegadas al papel de cuidadoras. Y, aunque nunca se puede generalizar, para estos chicos, ejercemos el mismo papel que las mujeres de su familia: a las que se les grita, se las ignora, se las desobedece y se las humilla. Por supuesto, estos papeles ancestrales tan arraigados en nuestra sociedad, se perpetúan entre ellos y ellas. Lo peor, ni siquiera son conscientes. Sin embargo, ahí estamos arañando un poquito sus conciencias y, como todo no son penas, me congratula cuando alguna chica saca genio y se cuestiona el galardón de la virginidad: “Y ellos qué… y a ellos no se les saca el pañuelo…”.

Así que, perseveramos en darles cariño, en sonreírles, en alabar sus pequeños logros y también, no menos importante, en decirles que no, en ponerles límites, en hacerles pensar que hay otros horizontes lejos de la chatarra, la droga, la venta ambulante, el príncipe que nunca es azul.

Aunque sea por uno o por una, y a pesar de los modelos y leyes educativos, merecerá la pena la batalla. Mucho más aún, si Eduardi llega a ser cajera de un supermercado.

Fotografía: Pedro Chincoa

Solo un apunte más: cuenten con nosotros, los peones –mujeres más que hombres- en la próxima LEY.

  1. Soy una alumna que nunca se había parado en preguntarse algunas de esas preguntas siendo consciente de la situación en la que estamos tanto alumnos como profesores de España. Si es cierto que el ambiente social influye demasiado en la educación, como también es cierto que las leyes educativas y el “Sistema Educativo”-nótese el sarcasmo- tanto de Andalucía como de toda España fallan en todos sus aspectos. Pero para algo estamos los alumnos que no desean el analfabetismo y el bajo nivel moral en el que se encuentran los docentes y algunos estudiantes de España, además de los profesores que no desean que sus alumnos les desmoralicen en las aulas e intentan concienciar a sus alumnos de que sin estudios el máximo futuro que van a tener es estar trabajando en trabajos que nadie quiere y en unas condiciones inhumanas. Para qué estamos sino para luchar contra eso y defender los derechos de los docentes y estudiantes de España y cualquier lugar del mundo.

    ÁNIMO con tus alumnos, merece la pena.

  2. hola tio que tal , me gusto tus parrafos
    suerte soy albert
    el patin que conociste en la municipalidad de San Borja

    cuando vienes pa Ayacucho???

  3. hola liti, no sabia nada sobre este reportaje, me ha gustado mucho, tanto la fotografia como las palabras.

    felicidades y salud.

  4. JAJAJA EL FRAN KON EL CHANDA DER MADRI XDXD

  5. bamo k golfo todo jajja yastasss xd

  6. ALBARO KE ASEEE AMONAAAAAAA

  7. jajjaja yasta los golfo de torreblanca ajajjajaja xd xd x d x d x :M

  8. ese miquelito k golfo jajjaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: