Colectivo Digital Creativo

Cuadernos Neoplásticos

In Abstracción, Arte, Cuadernos Neoplásticos, micro Críticas, Neoplasticismo, Vanguardias históricas on 17/07/2010 at 00:18
Núm. 1
La literatura en De Stijl._

Inusualmente, voy a empezar mis Cuadernos Neoplásticos dedicados al movimiento de vanguardia holandés De Stijl (1917-1930) con una de sus producciones menos conocidas y estudiadas, la literatura. Para ello, reproduciré más abajo el texto del II Manifiesto del grupo en español[1].
No obstante, me gustaría poder explicar, en muchos de los casos en palabras de los propios artistas, y definir cuál fue la tarea estética y ética de De Stijl y el lenguaje que crearon para hacerlo posible.
La mondrianización de De Stijl y todo el movimiento neoplasticista ha dejado una impronta en la cultura visual actual que todos reconocemos en cualquier objeto que se haya realizado aplicando este lenguaje neoplástico, esto es, rectángulos de diversos tamaños en colores puros (rojo, azul y amarillo) en oposición a los no colores (negro, blanco y gris) entre líneas ortogonales de color negro. Ésta es la receta, como bien entendió Yves Saint-Laurent a mediados de los años sesenta presentando su Colección Mondrian. Pero De Stijl (1917-1931) es mucho más: Esta revista quiere ser una contribución al desarrollo de una nueva conciencia estética.
Con De Stijl (El Estilo), los artistas no se referían a un conjunto de características formales, sino a una voluntad de forma que iba más allá del arte mismo. La lucha de estilo que propugnaban los artistas de De Stijl no buscaba imponer unas determinadas formas, su objetivo era lograr expresar lo intemporal (universal), lo eterno y aquello que convierte a cada estilo en estilo De Nieuwe Beelding[2] o La Nueva Imagen[3].
En la naturaleza, lo individual del estilo está unido completamente a lo particular –la apariencia natural de las cosas-, mientras que, en el arte, lo individual del estilo tiene que estar completamente liberado de ella y estar solamente unido al tiempo y al lugar, es por ello que si el arte expresa el estilo por completo, debe liberarse de tal manera de la apariencia natural de las cosas que no las exprese: tiene que expresar la tensión de la forma, la intensidad del color y la armonía, lo que muestra la naturaleza en una apariencia abstracta. Según esta definición, «el artista sería aquél que es capaz de descubrir en las cosas esta oculta armonía, el equilibrio Universal, sabiendo, además, darle forma. Así, la obra de arte (más exacta) es una parábola del Universo»[4].


«El objeto de la naturaleza es el hombre, el objeto del hombre es el estilo»[5].

Aunque los artistas neoplásticos trataron también el problema en el que se encontraba Europa desde una perspectiva más amplia que la meramente estética, su interés se centraba más en su dimensión ética que en la política. La tarea ética y estética de De Stijl estaba encaminada a renovar los lazos que unían el arte con la vida y, al crear un nuevo estilo visual, pretendían fundar un nuevo estilo de vida.
Aunque uno de los objetivos de los neoplasticistas era realizar un arte monumental – entendido en contraposición a arte decorativo y como la relación organizada y dominada de lo subjetivo a lo objetivo- que era la unión de todas las artes colaborando entre sí y la más perfecta expresión de lo universal. Cada una de las artes podría colaborar con el resto sin traicionar su esencia, para ello se hacía necesaria la abstracción o purificación del medio expresivo que permitiría a cada una de ellas adquirir el lenguaje exacto, general y desprovisto de particularidades necesario para trabajar juntas en igualdad, la literatura llegó a ocupar un lugar muy importante en el proyecto de De Stijl.

El II Manifiesto fue escrito durante una visita de Theo van Doesburg (artista polifacético, fundador de la revista y el más importante divulgador de las ideas del grupo junto con Mondrian) a Mondrian en París. «Aunque el estilo directo y agresivo, y la utilización de términos técnicos se debían probablemente a van Doesburg, el papel de Mondrian no fue pasivo»[6].
Aunque la producción literaria de Mondrian no tuvo continuidad, la de van Doesburg, que había empezado en la década de los años diez escribiendo crítica de arte y algunos cuentos cortos, ocuparía toda su carrera, bien con su nombre o con alguno de sus alter ego (el poeta dadaísta I.K. Bonset -en la foto- y el filósofo dadaísta Aldo Camini).

Theo van Doesburg. Nelly van Doesburg disfrazada de I.K. Bonset. 1927. Foto. Utrecht, Centraal Museum (inv.nr. AB9924).

El tercer miembro del grupo que firmó el manifiesto fue el poeta Antony Kok.

El II Manifiesto de De Stijl, dedicado exclusivamente a la literatura, apareció en el número de abril de 1920 (Vol. 3, nº 6).

LA LITERATURA

El organismo de la literatura contemporánea vive aún totalmente de las sensaciones sentimentales de una generación debilitada

LA PALABRA HA MUERTO

Los clichés naturalistas y los dramáticos filmes de palabras

que nos suministran los fabricantes de libros

por metros y al peso

no contienen nada de las nuevas audacias de nuestra vida

LA PALABRA ES IMPOTENTE

La poesía asmática y sentimental del yo y del ella

que en todas partes

pero sobre todo en Holanda

se ha utilizado siempre, está bajo la influencia de un individualismo temeroso del espacio

residuo fermentado de un tiempo un tiempo envejecido

que nos llena de repugnancia.

La psicología de nuestra novela

se funda exclusivamente en la imaginación subjetiva

el análisis psicológico

y la retórica más irritante

han MATADO EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA

esas frases cuidadosamente ordenadas una detrás de otra y una

debajo de otra esa fraseología FRONTAL y seca

con la que los viejos realistas expresaban sus experiencias

limitadas a ellos mismos

son totalmente inadecuadas e impotentes para expresar las experiencias colectivas de nuestro tiempo.

Como la vieja concepción de la vida

sus libros

se basan en la LONGITUD y la DURACIÓN

son

VOLUMINOSOS

la nueva concepción de la vida reside en la

PROFUNDIDAD y en la INTENSIDAD

y así queremos la poesía

para construir literariamente los múltiples sucesos

que acontecen en torno nuestro y a través nuestro es

necesario que la palabra

tanto conceptual como sonoramente

sea restablecida

si en la poesía antigua

se destruía la significación intrínseca de la palabra por el

predominio de los sentimientos relativos y subjetivos

queremos con todos los medios que están a nuestra disposición

sintaxis

prosodia

tipografía

aritmética

ortografía

dar a la palabra un nuevo significado y una fuerza de expresión nueva

la dualidad de prosa y poesía no puede subsistir

la dualidad de contenido y forma no puede subsistir

por eso para el escritor moderno la forma tendrá un significado

directamente espiritual

no describirá acontecimientos

no Describirá nada

sólo ESCRIBIRÁ

recreará con la palabra lo colectivo de los acontecimientos:

unidad constructiva de contenido y de forma

contamos con el apoyo moral y estético de todos aquellos que

colaboran en la renovación espiritual del mundo

Leiden, abril 1920
theo van doesburg / piet mondrian / antony kok»

Muchos de los números de la Revista De Stijl se encuentran en versión facsímil en la página web de la Universidad de Iowa.


[1] Traducción de la historiadora del arte Charo Crego.
[2] Que Mondrian traduciría erróneamente al francés como Le Néo-Plasticisme, en lugar de nueva imagen, nueva creación o nueva plasmación.
[3] Mondrian, P., “La nueva imagen como estilo” en La nueva imagen en la pintura, Murcia, Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos, 1983, p. 23, Colección Arquilectura.
[4] Doesburg, Th. van, “Principios del nuevo arte plástico” en Principios del nuevo arte plástico y otros escritos, Murcia, Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos, 1985, pp. 83-84, Colección Arquilectura.
[5] De Stijl, II, 1, 1918, p.1.
[6] Crego Castaño, C., El espejo del orden. El arte y la estética del grupo holandés De Stijl, Madrid, Ediciones Akal, 1997, p. 177.

  1. Bienvenida. Buen texto, Ana. Muy bien redactado y documentado. Tenía nociones muy básicas sobre el tema, agradezco los detalles. Percibo invariablemente un tono alucinado en ellos, en el sentido de esa particular búsqueda de “lo real absoluto”, algo así como el equilibrio y la energía universal que rige el cosmos. Y es que precisamente, los ismos tenían una constante necesidad de devorarse unos a otros para, en definitiva, afirmar una época histórica radicalmente creativa.
    saludos.

  2. Hola, gracias, Pedro. La particularidad (con perdón de los neoplasticistas) de De Stijl es que no era un grupo homogéneo al estilo de otros ismos, lo que tenían en común (y al tanto de lo que hacían los demás) era la revista y, en especial, Theo van Doesburg. La mayoría de los artistas no se conocían personalmente y ni exponían como De Stijl. Hay que tener en cuenta que cuando se creó la revista (en un país neutral), Europa estaba en guerra. La guerra para ellos era el el fracaso de lo viejo y de lo individual… contra lo que reclamaron una vuelta a lo espiritual (no en el sentido tradicional)lo eterno y lo colectivo. El arte sería lo que indicaría el camino a la vida. Una vez la vez la vida se igualara con el arte, éste ya no se haría necesario y desaparecía. Este deseo de destrucción de lo anterior, de todo lo que había llevado a Europa a un caos, es una de las cosas que compartían con los dadaístas, constructivistas y otros movimientos de vanguardia.
    El lenguaje que utilizaron es muy complicado, en especial lo que conocemos como arte “plástico” en español (que remite erróneamente a lo material), y que sería el resultado plasmar las relaciones de contrarios de la “realidad natural” para crear esa armonía utópica: relaciones armónicas entre lo individual y lo general,lo femenino y lo masculino, lo particular y lo universal. Presentar frente a representar.
    Especialmente en Mondrian hay una influencia de la teosofía sociedad de la que fue miembro desde 1909 y, en general en todos los miembros del grupo, un neohegelianismo (a través de Bolland, un filósofo holandés que tradujo sus obras y escribió algunos ensayos sobre Hegel).
    La Tate Modern de Londres en colaboración con el Stedelijk Museum de Lankenhal en Leiden expuso la obra de Theo van Doesburg hace unos meses. No sé por qué, pero tengo una predilección por van Doesburg, pintor, arquitecto, poeta, crítico, diseñador, viajero incansable… cuya figura ha sido casi eclipsada por la historiografía en favor de Mondrian. Ninguno de los dos se podría entender sin el otro. Ellos son el reflejo de la relación de contrarios que postulaban en su lenguaje neoplástico.
    Tengo ganas de empezar con el segundo cuaderno neoplástico, lo haré a medida que siga avanzando con mi proyecto, que ya nos queda menos para el deadline, Pedro.
    http://www.guardian.co.uk/artanddesign/2010/jan/23/theo-van-doesburg-avant-garde-tate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: